Mente y Cuerpo

Remedios caseros para acabar con la congestión nasal y respirar al instante

Las bajas temperaturas del invierno, más allá de una gripe, siempre nos generan escurrimiento y...

Loretta Chantiri

remedios caseros para congestión nasal
(Foto: Freepik)

Las bajas temperaturas del invierno, más allá de una gripe, siempre nos generan escurrimiento y congestión nasal que a la vez funciona como un medio de defensa por parte de nuestro sistema inmune, no obstante, puede llegar a ser bastante molesto, por ello, queremos compartirte tres remedios caseros para acabar con el problema.

Primero que nada, la congestión nasal es la sensación de tener la “nariz tapada”, molestia que se produce cuando los senos paranasales y los vasos sanguíneos se inflaman por un exceso de moco.

Este puede ser espeso a veces causado por infecciones que es cuando el moco presenta una coloración amarillenta o verdosa, aunque también se produce por resfriados comunes, sinusitis o alergias como la que produce el clima frío.

Y si bien la congestión nasal no es un problema grave de salud, es un síntoma que va acompañado de enfermedades respiratorias como las que mencionamos pero que ante todo es bastante molesto y desesperante.

Así que si has presentado congestión nasal en estos últimos días de invierno, no dudes en realizar los siguientes remedios caseros, súper sencillos, efectivos y seguros para que acabes con el problema y puedas respirar mejor al instante.

muchacho con congestión nasal

(Foto: Freepik)

3 remedios caseros para aliviar la congestión nasal

1. Enjuage nasal

Para este remedio solo necesitarás lo siguiente:

Para llevarlo a cabo, tan solo debes disolver la sal en el agua tibia y posteriormente llenar la jeringa y apuntarla dentro de tu fosa nasal para enjuagarla. Lo recomendable es que lo hagas en un lavabo ya que el agua tiende a salir por la fosa nasal contraria.

Realiza este procedimiento hasta terminar con el agua de la taza. Notaras como desde la primera aplicación podrás respirar mejor.

2. Vaporización de vinagre de manzana con eucalipto

Necesitarás lo siguiente:

Para este remedio casero, mezcla el vinagre de manzana con el agua hirviendo en un bol o recipiente grande. Después añade las hojas de eucalipto y la miel de abeja. Finalmente acércate al bol y cubre tu cabeza con una toalla. Inhala y exhala los vapores que suelte la mezcla para acabar con la congestión nasal.

Repite este procedimiento por lo menos tres veces al día para desinflamar y descongestionar tus senos paranasales rápidamente.

3. Compresas de agua con sal

Ya que la sal es excelente para descongestionar y limpiar las fosas nasales, te compartimos este último remedio casero:

Vierte las dos cucharadas de sal en el vaso de agua tibia y mezcla hasta disolver. Sumerge un trapito en la solución y exprime un poco para después colócala sobre tu frente y a los costados de la nariz. Esto te ayudará a desinflamar tus senos paranasales para poder respirar mejor.

No dudes en aplicar cualquiera de estos remedios caseros para poder acabar o al menos aliviar la molesta congestión nasal. Tampoco olvides beber suficiente agua para que tu nariz se mantenga hidratada y te sea más fácil eliminar la mucosidad.

Si notas que la congestión es muy molesta y persistente, no dudes en llamar a tu médico de confianza.

En Viviendo en Casa proporcionamos información de salud con fines de divulgación que de ninguna manera sustituye valoraciones médicas o consultas de cualquier profesional de la salud.

***

Escrito por
Loretta Chantiri